Manual naturista Shaya Michan Baños colónicos

Manual naturista Shaya Michan
Capitulo 8

Baños colónicos

Estos tipos de baño son muy usados y benéficos en tratamientos naturistas, son excelentemente curativos, sirven para nutrir o aplicar medicamentos directamente por vía intestinal. La manera más adecuada para efectuar estos
tratamientos, es en posición genupectoral (la barbilla en el pecho), inclinado el paciente hacia adelante y apoyado en sus rodillas adopta una posición en la cual el líquido puede penetrar desde el recto, pasando por el sigmoides, colon
descendente o colon transverso o colon ascendente”. Sin embargo, si deseamos que el líquido que nos vamos aplicar sólo llegue a rectosigmoides y colon descendente, deberemos colocar al paciente recostado sobre su flanco derecho y pasar menor cantidad de líquido, aprox. un litro (lo habitual son litro y medio o dos litros en adelante); y todavía tenemos otra posición que es la de boca arriba, cuando deseamos que el líquido únicamente abarque rectosigmoides (se aplicará solamente medio litro de líquido para limpiar la parte terminal del intestino grueso, por ejemplo curar las hemorroides).

Los implementos necesarios para llevar a cabo este tratamiento son cuatro: Irrigador de plástico o aluminio con capacidad de dos litros y manguera respectiva, cánula de plástico de preferencia infantil larga, y lubricante (crema o aceite natural).

Aseo vigor
El aseo-vigor es un instrumento que sirve para hacer lavados colónicos de alta presión, consiste en una tripa de un metro veinte cm. de material ahulado superresistente, así como de una entrada universal para llaves o grifos, de cualquier clase, y de una cánula de plástico anatómica que se adapta perfectamente en el recto.

Para poder aplicar este tratamiento, es necesario que el paciente no haya ingerido alimentos por lo menos en dos horas, que no padezca enfermedad importante del corazón, divertículos en el intestino grueso, un cuadro agudo de apendicitis o de abdomen agudo (peritonitis).

Para iniciar el tratamiento con el aseovigor, hay que colocar al paciente en posición genupectoral e inclinado al frente y apoyado en sus rodillas (la posición genupectoral es la barbilla pegada al pecho, fig. 26). Colocar la cánula en el recto y penetrada por lo menos tres cm., previamente lubricada con aceites o cremas naturales, posteriormente se procederá a abrir el grifo de agua fría a un cuarto de vuelta del mismo (nota: es importante rectificar la
presión de la misma, antes de colocar la cánula en el recto del paciente). La fuerza con que debe penetrar d agua fría en pacient es que inician este tratamiento por primera vez y que no están acostumbrados a lavados colónicos será a razón de litro y medio por minuto.

Posteriormente podrá ir aumentándose paulatinamente la cantidad según sea necesario. (Nota: pasar únicamente litro y medio durante los primeros 15 días de tratamiento, posteriormente se aumentará medio litro cada quince días si lo requiere y tolera su organismo).

Los beneficios que le aportará este tratamiento son innumerables, entre otros
mencionaremos: aumento de la circulación local intestinal, desinflamación de las venas y arterias hemorroidales (almorranas), rehidratación adecuada del intestino grueso (órgano humano siempre ávido de líquidos), desalojo de placas adheridas de excremento a los intestinos así como de cuerpos extraños adosados al mismo. Sangrados intestinales de pequeña intensidad (si son muy abundantes hay que hacer un diagnóstico diferencial para dilucidar el cuadro patológico, en algunos de estos sangrados hay contraindicación para utilizar el aseo-vigor, por ejemplo perforación intestinal, traumatismo o úlcera sangrante activa) en diarreas agudas, estreñimiento crónico y parasitosis intestinal (ya que estos microorganismos son arrojados del organismo por arrastre).

Posteriormente se deberá retirar la cánula de aseo-vigor y el paciente se sentará en la taza de baño (W.C.) con un banquillo en los pies de unos 20 cm. de altura (posición correcta para defecar) y permanecerá sentado hasta corroborar que todo el líquido que penetró en su organismo ha sido de salojado. Si se presentase dolor o resequedad en el recto, éste deberá ser lubricado con un poco de aceite de germen de trigo.

Después de terminar la terapia completa, es conveniente que el paciente se recueste en un catre duro (puede ser cama de colchón ortopédico) durante diez o quince minutos sobre su flanco derecho para reposar dicho tratamiento
y obtener mejores resultados del mismo.

A continuación presentamos algunos de los baños colónicos más usados en el consultorio naturista.

De manzanilla
Se usa como sedante y desinflamatorio. A dos litros de agua hervida agregar 30 grs. de manzanilla, dejar reposar diez minutos, colar y aplicado frío lentamente.

De jugo de limón
Se hierven dos litros de agua y cuando ésta ya se enfrió, se le aplica el jugo de do s limones y se vierte en el irrigador y se administra lentamente. Sirve como anticolinérgico, antidiarreíco y alcalinizante local.

De linaza
Se coloca un recipiente en el fuego con 2 litros de agua, cuando esté en ebullición se le agregan 2 cucharadas sope ras de linaza, se deja en el fuego 10 minutos, se cuela, se enfría y está listo para usarse; sirve para estreñimiento crónico, antinflamatorio, antiflatulento (gases) y depurador.

De café
Se hierven dos litros de agua, se apaga la flama de la estufa y se agregan 30 grs. de café puro de grano y se deja reposar 10 minutos a que el café suelte color, se cuela y se deja enfriar. Debe aplicarse frío y lentamente. Sirve como sedante del sistema nervioso, como depurador y además despega gran cantidad de costras de excremento adheridas al intestino por mucho tiempo.
De cola de caballo y malva Se hierven dos litros de agua, se agregan 30 grs.

De cola de caballo (limpia plata) y 15 grs. de hojas de malva, se deja reposar 3 minutos y se cuela, se aplica frío. Sirve par a desinflamar, como anticolinérgico y como energizante.

Hay otros lavados intestinales que no se mencionan en este libro pero que se los indicará el médico a la hora de su consulta. También cuando la gente no tolera ya alimento por vía oral (por ejemplo vómitos persistentes, cáncer de estómago, esofagitis, hernia hiatal obstructiva) , mientras el paciente recibe el tratamiento naturista adecuado, éste puede ser nutrido directamente por alimentación colónica directa (ojo: estrechar las medidas de higiene en estos tratamientos), la cual será sugerida y orientada por su médico naturista según la enfermedad del paciente.

Todos los baños colónicos deberán aplicarse por lo menos dos horas después de haber ingerido alimento, o de preferencia en ayunas, ya sea antes de acostarse o al comenzar el día. La cantidad de lavados y uso adecuado de los mismos serán aplicados con la orientación siempre de su médico naturista o colonterapista.

Las contraindicaciones son las mismas que se especificaron para el uso del

ASEO VIGOR.
Baños colónicos
Usos terapéuticos:
· Expulsa detritus del intestino grueso.
· Elimina materia fecal del colon inferior.
· Crea actividad renal, en casos de enfermedad.
· Estimula el hígado.
· Alivia la irritación y el dolor en el recto.
· Baja la temperatura cuando hay fiebre.
· Controla la diarrea.
· Alivia menstruaciones dolorosas.
· Reduce el dolor en estados pélvicos agudos.
· Reduce la inflamación abdominal.
· Alivia la cistitis.

Es un coadyuvante poderoso en casos de desintoxicación. El lavado intestinal consiste en una aplicación de agua en el recto, con algún té desinfectante o regenerador de la flora bacteriana.

Método:
En un irrigador poner un litro de cocimiento tibio de manzanilla. Se aplica el cocimiento colado en 2 ó 3 partes reteniendo el contenido el tiempo que aguante, masajeando el vientre y se trata de evacuar entre una y otra parte aplicada, inmediatamente se aplica un litro de agua fresca hervida y simple en 2 ó 3 partes. Se repite el tratamiento durante un mes, tres veces por semana.

Atención: Esta terapia no se hace con el estómago lleno, puede ser al levantarse, al acostarse o antes de los alimentos, ni se aplica con dolor abdominal.

Otras técnicas:
Cuelgue el recipiente de hule en un clavo en la pared o en la puerta del baño. Lubrique el pico o cánula con aceite o vaselina, introdúzcase en el recto de manera que el agua baje sin complicaciones y no se tape. A pesar de que el lavado puede ser aplicado a la persona sentada en la taza sanitaria, la mejor posición es aquella en que la persona se arrodilla en el suelo (figura 26), eso cambia enteramente la posición del intestino en el colon y el agua puede penetrar en él a gran distancia. Se masajea el vientre con movimientos circulares, lo que permite que usted retenga el agua por un periodo mayor de tiempo.

Baños colónicos

Baños colónicos – Figura 26

El lavado tibio es útil en caso de cistitis, espasmos, dolor del recto, dolor hemorroidal, expulsión de los gases, control de gases, alivio del dolor pélvico, estimula las funciones renales, mismos cuando algunas medicinas fallan.

Los lavados fríos estimulan profundamente los intestinos, pueden ser empleados para reducir hemorroides, ayudar a bajar la fiebre y auxiliar al cuerpo a combatir un resfriado.

Al tratar la colitis crónica, al agua de cocimiento agregar miel de abeja, cuyo efecto es reducir el moco, ablandar recargos endurecidos de moco.

Contraindicaciones:
La frecuencia y cantidad del lavado debe ser como indica el Médico Naturista.

Manual naturista de Shaya Michan

 

boton regresar boton continuar

 Manual naturista de Shaya Michan

CONTENIDO:

Prologo: por el Dr. Abel Cruz

1. El naturismo, bases que lo sustentan y sus efectos
2. La iridología, herramienta de diagnóstico
3. Diagnóstico por la lengua
4. Odontología bioenergética
5. Alternativas naturistas de curación
6. Otras terapias naturistas
7. Compuestos especiales Shaya
8. Baños colónicos
9. Recomendaciones generales
10 ¿ Y ahora que?